lunes, noviembre 27, 2017

Tomar una fotografía de uno mismo y observarla atentamente

Tomar una fotografía de uno mismo
y observarla atentamente
como si observaras a un extraño
y preguntaras ¿cual es la vida
interior de ésta persona?

Mirarte a los ojos a ti mismo
como se mira a un aborigen australiano
en un especial de National Geographic
o una modelo abusada sexualmente
de una revista de modas legendaria
(¿Vogue? ¿Cosmo? Mírame desperdiciar un verso
estúpida poesía)

Es siempre abismal lo que dicen de nosotros
cómo nuestros miedos y logros
se vuelven transparentes
más allá de la pose forzada
y en mi caso específico
una sonrisa torcida y demente

Tomar fotografías y escribir poemas
descubrirse feliz después de años
de represión voluntaria

Escribir poemas y tomar fotografías
sentir incluso
un poco de ternura y compasión por uno mismo
asombrarse de nuestra propia alegría
como nos alegramos por los extraños
que protagonizan nuestras películas
románticas

“Mira ese hombre está vivo
y sangre corre por sus venas
y algún día será alguien completo
y de seguro ha cantado y ha reído
y una mano tierna lo acompaña
y ha tenido tal vez una buena infancia
y se ve que el mañana le atormenta
pero mira su mirada
como la de un niño que ha encontrado
un tesoro escondido
en una pequeña cueva en el jardín
de sus abuelos.

¿Qué más puedes decir de un hombre
viendo sus fotografías?”



martes, noviembre 21, 2017

Llevas vivido todo este tiempo

Tienes 32 años y naciste en viernes
Llevas vivido todo este tiempo:
En meses:
387 meses
En semanas:
1687 semanas
En días:
11812 dias
En horas:
283482 horas
En minutos:
17008942 minutos
En segundos:
1020536554 segundos
En milisegundos:
1020536554267 milisegundos
Aférrate a todas las cosas que exuda la muerte


viernes, noviembre 17, 2017

La Entamoeba histolytica es un parásito que se encuentra en todas las regiones del mundo y causa abscesos hepáticos en adultos de edad media y predomina en hombres- Nota en la misma libreta después de una punsión percutánea

¿Qué es un absceso?
Es pus que crece de tu cuerpo
un echar afuera y defenderse
Un absceso en el hígado es odio enconado
contra uno mismo
dice el Gran diccionario de las enfermedades y dolencias
(el autor Jacques Martel
es profesor y trabaja en el campo de la “nueva medicina”
en 1990 se formó como terapeuta
y se convirtió en maestro de Reiki
en 1993)


Infancia extraña
culpa tras culpa acumuladas
por tus preferencias sexuales
tus crímenes pasados
las veces que engañaste y mentiste a tus padres
abuelos parejas amigos


Por un milagro de la ciencia
basta hacer una punción en el tórax
y aspirarlo todo
Todos los años de un vagar sociópata
succionados sobre un recipiente purulento
Lo cierto es que
cinismo aparte
busco la luz y el perdón
el perdón de mi mismo para mi mismo
dejarlo todo
soltar la mariposa disecada entre mis dientes


-aquí de pronto tiembla
la tierra se abre
trescientos nuevos cadáveres
sobre la Ciudad de México
detesto la coyuntura
este es un libro sobre mi dolor exclusivo
pero la tierra y la muerte
insisten en igualarnos


jueves, octubre 05, 2017

Nota que me he dejado en esta libreta con portada de Otto Dix: "transportando a los heridos en el bosque de Houtulhust".

Con Mariana debo estar en guardia
recuerdo que por más que ella se haga de menos
hasta su sombra es la aparición de un poeta chino
oculta en un libro de miles de páginas

Mariana tiene un aire de velos cuando irrumpe en los cuartos
y una sonrisa de ojos que bien podría destruirnos

Sin embargo ella mira hacia los lados y a la gente
mientras imperceptible sus pies se posan en el suelo
vuelta una vez más tierna y humana
(el cabello como un agua oscura y viva
baja o corre hacia el silencio de la tierra)


Podría verla entrar a una habitación toda mi vida
vivir de ese misterioso segundo de pasadizos y umbrales
Ver cómo Mariana habita el filo de los mundos
cómo baila sobre una navaja cortando espacio
recordando esos espíritus azules de múltiples brazos
que adoramos alguna vez en la infancia del mundo


Recuérdalo siempre
tú que miras ahora
con pasmo y esperanza renovada
la ausencia de nieve que flota en el espacio ahora dejado
entre tu cama de hospital y la puerta



martes, septiembre 05, 2017

"Ven para que te saque los intestinos y me los ponga de aretes"

Muy adolorido de una infección estomacal
que decidí ignorar durante días
de alcohol drogas y autoindulgencia
hoy desperté pensando en la muerte
esta vieja amiga e inquilina
ubicua como los santos de la Edad Media
instalada en mi vientre y mi cabeza
--


Update:
presa de un dolor del tamaño del mundo
aunque más bien egoista y nada crístico
(su tamaño es una comparación no una metáfora)
he terminado en la sección de urgencias
del llamado Sanatorio Durango


Una ridícula piedra de 12 milímetros
pasea contenta por mi cuerpo
negándose a salir


Me quedan acaso un par de satisfacciones:
por ejemplo la conciencia de tener la razón
y de que si algo he logrado explicar en tantos versos
es que la muerte la inquilina
es más o menos del tamaño de una semilla
instalada en el vientre y la cabeza
(el dolor me obliga en este momento
a escribir con gran placer reiteraciones)

y la otra que no importa mi pasado inmediato
este dolor insoportable vendría a encontrarme en donde fuera
como vienen siempre las cosas que duelen
acechando en las esquinas de nuestras actos fallidos
en el rabillo del ojo de las madrugadas felices
logrando con engaños que culpemos del mal a nuestros deseos más personales
y a todo aquello que nos parece hermoso y pasajero
y que nos ayuda a soportar la vida


martes, agosto 22, 2017

"La medalla de hacer más de lo posible"



En tercer año de primaria arrojé mi cuaderno por la ventana
y abandoné el salón de clases
cansado de que la maestra en un discurso
insistiera en compararme con una manzana podrida
-sólo mucho tiempo después comprendí
que hay que ser una orate para hablarle así a un niño


En sexto me escapaba de clases
para besarme con otros niños en los baños
de los supermercados del centro
y después desconocerlos
y llamarlos maricones


En segundo de secundaria un día
agobiado quién sabe por qué secreta congoja
dejé de asistir a la escuela durante seis meses
seis meses fingiendo con el uniforme y el libro en la mano
el inicio de una absurda vida secreta
que siempre habría de acompañarme:


delirante
maniaco
mitómano
enamorado de su propia tristeza
alcohólico
solipsista
...Dios mío qué vergüenza


A los 15 años creí haber perdido la virginidad
con una muchacha de bozo claro y ojos negros
y digo creer porque ¿quién decide estas cosas?
¿Quién puede a qué edad llamarnos incorruptos?
Yo llegué a esa cama más herido y descuartizado que Pélope
asesinado y cocido por sus propios padres
para servir de entremés de los dioses


Me corrieron de una dos tres cuatro cinco seis
escuelas preparatorias
yo mismo me sorprendo haciendo el recuento
pero aprendí a fumar Camel sin filtro
entre otras hazañas más soeces
que incluyen sexo y drogas y
que no vale la pena
enumerar prolijamente


Engañé a todas mis parejas indistintamente
robé sin necesidad alguna la inocencia de un par de personas
durante un año entero fingí estudiar en la universidad
borracho y de un golpe le saqué un diente a mi hermano
y llené mi puño de esa sangre bíblica con un escándalo superior al daño


Estafé dinero a mis padres
juzgué con sorna a mis amigos y predije sus futuros con mancías herejes
incluso mientras escribo esto
le hago un daño inmenso al amor de mi vida
y también recuerdo que toqué con fuego
a personitas que jamás debieron ser tocadas

(en estos años píenso
intenté colgarme tres veces distintas
con una no tan extraña predilección por los armarios
y los cintos de cuero)


Pero lo que quiero es detenerme
sólo para no hacer más daño a otras personas
detener lo turbio la espiral lo oscuro el limo pegajoso
mira mira decir sin sarcasmo
y con sarcasmo también
aquí está mi pecho que detesto mira
por pálido y deforme
pon ahí la medalla de hacer más de lo posible
mira mira
cuánto orgullo tengo
por decir la verdad desnuda
una vez en mi vida

¿Pero y si no puedo?
¿Y si me pincha?

Toda una vida teniendo miedo
toda una vida llena de rabia sorda contra alguien muerto
con el cinismo histérico como último refugio
mira mira entonces un paso adelante la mandíbula en alto
pon ahí la medalla aunque sangre aunque sea broma aunque no merezca
total he hecho cosas peores que todo esto por si no te había contado


viernes, agosto 18, 2017

Cincuenta mil bolívares

Hoy he consumido toda la cocaína del mundo
desde las 11 de la mañana hasta las 3:41 de la madrugada del día siguiente
es un lugar común venir a un país sudamericano en crisis
y hacerte adicto a una sustancia


pero yo no soy un escritor rudo y amargado
ni un poeta masculino que sufre por las atrocidades de la guerra
para caer con cierta complacencia autosuficiente en los lugares comunes
yo soy más bien una cosa frágil o herida abierta
los personajes en los que pienso o me refiero
hombres de acción altos y anglosajones
o guerrilleros morenos y barbados
me llamarían “marica”
sin dudar un segundo en sus palabras
Ni Hemingway ni el Ché, amigou


Y es verdad que soy un poco marica
cuando menos en el sentido sexual del término
y esto porque aunque vivo a flor de piel
no me considero un cobarde
aunque no tenga una especial predilección
por cierto tipo de violencia
(a todos nos gusta en un grado u otro la violencia
pero yo detesto la que legitima
a mi sólo me gusta la venganza
o la caricia de sangre
o el autoflagelo del viento)
hay que anotar y hacer hincapié
que se debe ser muy valiente
para salir al mundo y amar con las costillas de fuera


lo cual me deja pensando
en qué lado de la historia quedamos
los inocentes y los tristes
(y por inocente quiero decir: pendejo)


no los tristes de amargura y bilis
con el vaso de whisky importado
sino los hombrecitos débiles que a solas en el cuarto
cansados de que duela el mundo
escribimos poesía fingiendo una entereza sólo a nosotros mismos


los que nos repetimos que algún día estaremos bien como un mantra
porque lo necesitamos y añoramos
queremos el contacto abrazo
el olor del cuerpo otro
y eso pasa por estar bien mientras llegamos a eso
y no morir de convulsiones de por medio


Tengo bastante más cocaína de donde salió
pero pienso con inteligencia que sólo me estoy automedicando
para paliar una depresión que vino a perseguirme desde el origen de los tiempos
cuando yo apenas era un plan en la mente de Dios (vaya bromista)
por eso busco en este momento
la disciplina para dormir un poco


¿Qué más se puede hacer de este lado de la historia
sino mantener una promesa
porque es obvio que nunca ganaremos
ni perderemos
grandes y legítimas batallas?