miércoles, agosto 16, 2017

El poema en el que usé la palabra triste o tristeza más de seis veces y me negué rotundamente a buscar sinónimos o matizar la emoción tan clara y pura por abstracta siguiendo de alguna forma los preceptos del idealismo alemán tuberculoso

Yo comprendo que ella es un ser muy triste
-tal cual me dicen-
pero me avergüenza apenas si tocarlo
incluso si mi tristeza
me igualara a él en la materia que lo conforma

(los genios y demonios
como ella
aparte de volver lo claro oscuro
son de una materia como el humo
se sabe que la tristeza te hace bruma o niebla
pero no lo suficiente
para rondar lo inenarrable)

“Probablemente solo quiere cogerte”
me dijeron con desesperación poco comprensiva
algo aburrida incluso
y sólo ya sabes
pasárselo bien
es obvio

soy
al parecer
la clase de persona con la que uno se lo pasa bien
por que no es que venda profundidad todo el tiempo
yo vendo una fiesta
interminable
en un maletìn de cuero
y no tan mala esta sonrisa
un hígado gemelo
(no un alma)
y bueno
tengo otros órganos que sirven
también muy bien a la hora de la hora

Pero quisiera de cualquier forma recoger sus ojos
con las manos tendidas hacia el cielo
recoger ojos marrones delineados sonriendo en la miseria
quisiera cargar los cincuenta kilos de su perfecta tristeza
quisiera curarle para no mirarme en ella

y sé que no importa nada
porque yo me iré y él o ella se irá (aún no sé cómo dirigirme
con qué palabra con qué artículo femenino o masculino
con qué autoridad donada por la lengua
por el idioma español
barbado y excéntrico y salvaje)

al final será sólo como una colisión de planetas
desatando una guerra nuclear en la inmensidad vacía del espacio
que no atestiguará nadie
nadie
se repite
saborea:
nadie

dente y deletrea:
nadie

(son dos sílabas
palabra grave
también denominada llana
o paroxítona:
nadie)

Seguiremos luego el camino cada uno por su lado
vagando por el cosmos
unos 20 o 30 años más
luego la muerte nos cubrirá con su saya
probablemente de cirrosis
y será el fin de la historia

más triste del universo

domingo, julio 30, 2017

He venido a escribir un poema en un estado que no es de postración

He venido a escribir un poema en un estado que no es de postración
he olvidado el ritmo y los colores
durante ya demasiado tiempo
obsesionado por retratar el gris de un vida interior
que rehuye a la luz de las mañanas

He venido para regresar al cauce
para seguir al río
hundir hasta los brazos en el surco de la tierra
Voy a dejar de lado los paréntesis
y explicaré con ambigüedad de niño
los versos sucediéndose en la lengua

Tengo una vida buena
una cadena de sucesos no tan malos ni tan graves
más bien un devenir hacia la muerte que se ha hecho
importante y bueno para la historia
en su andar de hormiguita medio meláncolica

Tengo un amor que me espera
más allá del irremediable conflicto del futúro
un amor entronizado
un baile de amantes desnudos
como una carta de tarot
en donde un ángel solar corona con falso pudor
toda la escena

He venido a celebrar mi regreso
y a constatar que en la alegría
de los momentos por venir
con sus cargas de esfuerzo y dolor
se gana más de lo que se pierde

Tengo cuatro gatos
una televisión pasada de moda
un libro firmado por Derek Walcott
un padre y una madre que ganan batallas
cada uno por su preferible lado

Tengo un don para cocinar pasta
y para beber mucho vino
tengo un alhajero de madera lacada
en donde guardo los nombres
de mis amigos amados

En estas manos de uñas mordidas y tatuajes borrosos
tengo un vacío de divinas formas
para ser llenado con agua y con tela
con pan y papel
con una espada de ser necesario
o con el grito del nombre de alguien perdido

Quiero celebrar de nuevo los objetos del mundo
y es que son las cosas tangibles las que nos hacen humanos
los objetos de materia y entropía
que arrastran con dulzura su esencia
obligadas siempre en su caída a estar presentes

Tengo compasión por los objetos del mundo
pero no una compasión que me cierre a ellos
sino una cuña amable que abre mi cabeza
hacía el dolor de su estar siempre pasando

He venido a prometer flores a los ausentes
a sellar un pacto con lo que venga
cuando tenga que venir
si quiere



viernes, julio 28, 2017

"¿Por qué tardó tanto?"

Hoy frente a mi Jesús (la persona
no el concepto)
escribe un guión tardío
un trabajo que en teoría
deberíamos hacer los dos
pero yo en cambio
arrojo versos
más o menos malos

Jonathan
ese hijo que nunca tendré
(qué bueno
soy muy incompetente)
juega videojuegos

Uno fuma sin parar
el otro voltea cada tanto con la mirada nerviosa
sobre sus hombros
y mira
(tú mira:
contempla
duélete
son gente bella y frágil
¿sabes?)

Vendrá una mañana negra
y un sol muy como un fantasma
atravesando las cosas

(Tú mira
tú atraviesa las cosas
que no son perdurables)

Al despertar
si es que esto último pasa
seguirán inamovibles
como la espuma
de una orilla


jueves, julio 27, 2017

Solo estamos aquí por tí y si no te estás diviertiendo deberíamos irnos

Por supuesto que estás triste
Raúl Aníbal Sánchez
con la suficiente elasticidad en tu estúpida tristeza
para hacer de tu odioso nombre un verso entero

Por supuesto que estás triste
y te dices a ti mismo que la extrañas
ay este velo azul te dices
ay caer cayendo hacia lo negro
ay el hambre que no se quita
sobándose el estómago

Pero yo me detengo un poco
reflexiono en tu pasado inmediato y te pregunto:
¿frente a ella entonces
bailando solos en la madrugada máś oscura
cuando solo importaban ella y tú
su misterio frágil de ojos marrones
su hambre muy real y tu necesidad de alimentarla
por qué entonces
(que horrible palabra
repíteme otra vez
hazla tuya
porque esa sola palabra
enuncia tu lugar en el mundo
flagelate: entonces)
por qué estabas tan triste?



sábado, julio 15, 2017

“Cuando estoy muy ansioso o triste dibujo muchas flores como esas”, me dijo mientras señalaba un cuadro de valor decorativo colgado en la pared de un restaurante chino

Es curioso porque mientras escribo esto
te veo dibujar esas flores
en una libreta igual de absurda que la mía
que exhibe en su portada la firma del “Comandante Chávez”
muerto de un cáncer idiota
hace ya cuatro años
(¿No piensas que le hace falta un poco de ironía a Venezuela?
¿una relajación de muerte para todos?
¿un abandonarse sin discurso sino abismo?
Creo que tú y yo
y muchos otros más
en el país de los cientos de miles de muertos
de los pueblos abandonados
por el calibre 50
y los destazados en la calle
y la mujeres en la arena del desierto
como un hueso espectral
casi transparente
y las cabezas cortadas en la plaza pública
con sus lenguas babosas y azules e hinchadas
y las granadas frente edificios públicos
en plena fiesta nacional…
creo que tú y yo
entendemos la asepsia inútil
casi -casi- divertida
del compromiso)

Debo aclarar
que pensé en el título de este poema
mucho antes siquiera
de comenzar a mirarte
mientras lo hacías

Pero yo no quería hablar de eso
yo no vine aquí a hablar de eso
yo sólo quería nombrar una flor negra
dibujada en mi paladar o entre mis dientes
por manos aún más finas que ninguna
(las manitas de la señorita muerte
para ponerle un nombre al caso)

En este momento
mientras dibujas flores
dos hombrecitos muy buenos y seguros
con buenos y seguros grados académicos
(¿no son así todos en el mundo?)
intentan explicarnos con su voz grave
del auténtico valor de la amistad

Y yo pienso en que ayer hice un pacto suicida con el amor de mi vida
un pacto que no sucederá nunca
y que reconozco es molesto
insertar al azar en un poema
(inserte aquí de igual manera un chiste
que reduzca la tensión que causan las verdades personales
y no las de de la lógica de un cuento)

Pero yo no quería hablar de eso
(qué malo es tú poema Raúl)
sino de la flor negra entre mis dientes
yo no vine aquí a hablar de eso
sino de una flor negra entre mis dientes
dibujada por manos aún más finas







lunes, julio 10, 2017

Enfermedad mental

Las específicas relaciones causales
entre la pérdida del sueño
y los efectos en los desórdenes psiquiátricos
ha sido más exhaustivamente estudiada
en pacientes con trastornos en el estado de ánimo.

Los cambios de obsesión de los pacientes bipolares
están a menudo precedidos por periodos de insomnio,
y la falta de sueño se ha mostrado
que induce a un estado frenético
en individuos sensibles.

La privación del sueño
puede representar un camino final
común en la génesis de la obsesión,
la pérdida de sueño es a la vez
un factor precipitante
y reafirmante


sábado, julio 08, 2017

Diga lo que diga Covarrubias o Herodiano la palabra no es griega sino más antigua

Me cuesta trabajo hablar de amor
tengo un concepto más bien trágico
de la vida
por no decir que me he vuelto egoísta con los años
solipsista a ratos
y existencialista todo el tiempo
(qué fastidio soy para mi mismo
con mi jauría de lugares comunes)

Mentiría si negara
que me arrobo cada tanto
un placer extraño que sube al rostro
(extasis
enajenamiento
exaltación admirativa
define la Academia)
y respiro profundo mirando al cielo
aún más noble que el resto de los días
(se explica ya que a viene del latín ad
cercanía
del verbo activo transitivo robar
en el sentido de arrebatar
con el pronombre reflexivo átono)

Aún abro los ojos y miro a un lado de mi cama
y el mundo se recompone
después de las pesadillas más absurdas
al observar los ojos de negra almendra
de Mariana
(la etimología de la palabra Almendra
ha causado terribles discusiones)

Pienso en mi futuro y no sé bien lo que quiero
o mejor dicho
lo que me conviene
pero deseo un sol vivo sobre mis días
alumbrando una tierra que jamás se descomponga

Ahí hay amor
oculto en las palabras

de las que desconocemos su origen

Siento la lucidez de quien se despide desde lejos como agitando la mano izquierda muy lentamente en el aire

Sobreviviré este día aunque me mate en el intento
(tú estás bien
nada te falta
pero mírame a mí
estoy ciego)


Imagina que fui a terapia
y me enamoré de la psiquiatra
porque soy básicamente muy barato
y era ella bella
y venezolana
sólo imagina
no digo que sea cierto


Yo caigo en lo negro
estoy sobrio
me cuesta hilar los versos
porque me cuesta el pensamiento


Mis versos son cortados
cada vez peor
y pido a Dios que no hablen de leones
de adolescentes malditos
de furias
de deidades griegas de la venganza
o representaciones antropomorfas
del Ser hecho fenómeno
o alguna mamada similar


(imagina un pastor tan bello que fue arrebatado por el rayo
una mujer tan dulce que se ganó el asco de Afrodita
imagina el hombre que los contempla
mientras van en su carrera hacia el abismo)


Yo soy el cantante ciego
y no quiero serlo.
solo siento la luz frente a mi rostro
quemando una pupilas sordas:


“Felicidades
has escrito
tu peor poema”